¿Cómo protegerte durante la lactancia?



El periodo de lactancia debería ser un momento feliz para ti y para tu bebé, pero no siempre es así sobre todo durante los primeros días ya que los pezones aumentan de tamaño, se vuelven sensibles, pueden estar adoloridos e incluso presentar grietas o heridas.

Aquí te brindamos unos consejos para el cuidado de los estos:

- Verifica el buen agarre del bebé en el pecho, su boquita debe cubrir todo el pezón y gran parte de la areola, ya que de otro modo el bebé puede tirar y lastimar el pezón.

- Si tu bebé no tiene un buen agarre luego de varios intentos, consulta con tu pediatra ya que puede tener algún impedimento en su boquita como frenillo labial y otro trastorno similar.

- Limpia los pechos solo con agua durante el baño, no uses jabones ni otros productos debido a que eliminan el aceite natural de los pezones y esto provoca sequedad e irritación.

- Si tienes irritación, dolor o grietas, una buena forma de curarlo es simplemente tener los pezones libres al aire un buen tiempo. Si puedes, entre tomas deja los pechos al aire y así van a descansar perfectamente.

- No es necesario limpiarse el pecho antes de amamantar. En realidad, las bacterias presentes en la superficie del pecho ayudan a desarrollar el microbioma intestinal del bebé.

- Colocarse unas gotas de leche materna fresca en los pezones dañados antes y después de las tomas pueden ayudar a sanarlos.

- Los discos absorbentes deben cambiarse con frecuencia, de lo contrario pueden albergar hongos y bacterias que pueden enfermar al bebé y a ti.

- Puedes consultar con tu doctor si puedes utilizar cremas para el cuidado de los pezones como lo son las cremas a base de lanolina que hidrata y ayuda a sanar los pezones adoloridos. Es inocua para el bebé y no es necesario retirarlo antes de cada toma.

- También hay otros productos que pueden ayudarte a proteger tus pezones como los son: los protectores de pezones para evitar el roce del pezón con la ropa, las pezoneras de silicona que se suelen utilizar cuando hay heridas y dolor. Recomendamos consultar con el doctor previamente.

- Si el dolor persiste debes consultar con tu doctor o con una asesora de lactancia.


Tenemos los productos perfectos para ti:

1. Crema lanolina de la marca Lansinoh Momma: Brinda el alivio más seguro y efectivo para las madres que amamantan y que experimentan dolor en los pezones. Aplique una pequeña cantidad después de cada alimentación para calmar y proteger los pezones doloridos y secos.






















2. Protector de lactancia tipo concha de Pigeon: Para madres que tienen los pezones irritados por la fricción. Previene la irritación producida por la ropa o los protectores de lactancia.


















158 vistas